miércoles, 21 de mayo de 2008

Califican el destrozo causado en las orillas del Jerte como la "Crónica de una Muerte Anunciada"


En referencia a los irreparables estragos que Confederación Hidrográfica del Tajo está causando en las riberas del río Jerte, tanto en lo que se refiere a la tala masiva e indiscriminada de árboles como, últimamente, el hormigonado de varios kilómetros de camino, Ecologistas Plasencia desea recordar que esta Asociación ya denunció hace dos meses que lo que se avecinaba no era una simple obra de “adecuación”, triste eufemismo con el que los responsables de turno quieren encubrir semejante destrozo.

Asimismo, que desde este grupo ecologista se solicitó apoyo a numerosas asociaciones deportivas, ecologistas y de pesca, y que sólo respondieron en sentido afirmativo la Sociedad Zoológica y ADENEX. Por tanto, Ecologistas Plasencia considera sorprendente que ahora, con los hechos consumados, menudeen las declaraciones y finjan escándalo los mismos que miraron para otro lado cuando el daño aún no era irreparable.


Limpieza
de orillas por obra y gracia de Confederación

Con todo, consideran que el principal causante del desastre no debe quedar en la sombra: la Confederación Hidrográfica del Tajo, que muestra ante todo ser una ardiente partidaria de soluciones duras y que, cuando de “adecuaciones” se trata, saca a relucir su verdadera cara de empresa de obras con maquinaria pesada. Con su desmedido afán de urbanizar las orillas no sólo las destruyen, sino que además está facilitando, según los ecologistas, que los vehículos puedan acceder a lugares que hasta ahora eran inaccesibles, y que permanecían así a salvo del botellón y la degradación, tras lo cual la promesa de recuperar las orillas para uso y disfrute de la ciudadanía queda reducida a la retórica vacía a que ya nos tienen acostumbrados.

Por último, Ecologistas Plasencia quiere poner de manifiesto el cinismo tremendo de la Alcaldía, que no tiene empacho alguno en aparecer en programas de radio cantando alabanzas al medio ambiente, a sabiendas de lo mal que lo están haciendo en cuestiones de respeto a la naturaleza y a los pocos espacios verdes que le quedan a Plasencia.

Denuncian la nefasta gestión que CHT está llevando a cabo en las orillas del Jerte

2 comentarios:

Carlos dijo...

Esto es un crimen ecológico alguien de Confederación debería ser expedientado.
Que quiten el hormigón, soy capaz de irme con pico y pala y hacerlo yo mismo.

Anónimo dijo...

ES INAUDITO QUE AUN SE PERMITAN BARBARIDADES DE ESTE TIPO, RECUERDA A LA GESTION DE LOS AÑOS 40-60. SERA PORQUE AUN RESISTE ALGUN TECNICO DE LA EPOCA, PUES QUE SE INSTRUYAN MAS, ESTO NO ES PROPIO DE ESTA EPOCA EN LA QUE ESTAS ACTUACIONES DEBERIAN DE DESARROLLARSE CON OTRO CRITERIO.