domingo, 1 de junio de 2008

Impacto visual de las centrales eólicas en Plasencia

Tres grupos ecologistas placentinos expresan su preocupación por el impacto que puede tener la implantación masiva de aerogeneradores en los aledaños de la ciudad.

Adenex, Ecologistas Plasencia y la Sociedad Zoológica de Extremadura quieren comunicar que el pasado 19 de mayo empezó el periodo de información pública para 91 centrales eólicas que solicitan su instalación en Extremadura. Nueve de ellas en Plasencia, que es la única gran localidad afectada.


Fotomontaje: así quedaría la Sierra de Santa Bárbara con los molinos ya instalados
(Se puede ampliar la imagen haciendo clic en ella)

Las anteriores Asociaciones ecologistas se sorprenden de la poca repercusión mediática que estos impactantes proyectos han tenido, más teniendo en cuenta las críticas que han suscitado otras obras con un evidente impacto ambiental como la reforma del parque de La Isla o el pavimentado de las riberas del Jerte.

Desde Adenex, Ecologistas Plasencia y Sociedad Zoológica de Extremadura opinan que este hecho pueda deberse al desconocimiento, sobre todo por parte de ciudadanos, asociaciones deportivas y culturales de los plazos de los citados proyectos, y a su juicio deberían ser expuestos los mismos en el Ayuntamiento de la ciudad, con el fin de facilitar la accesibilidad de los placentinos al análisis de unas posibles instalaciones que afectarían enormemente a la imagen de la ciudad. También piden la exposición pública en Internet de forma clara, amplia y con los estudios de impacto ambiental correspondientes, facilitando así aun más el acceso a la información por parte del ciudadano.

A pesar de que alguna información está disponible en Internet, quien lo consulte, aseguran los ecologistas, sólo encontrará algunas fotografías desde satélite, planos topográficos sin poblaciones y largos listados de coordenadas geográficas. Es decir, que salvo expertos, la población sigue desinformada, según estos grupos.

Los tres grupos ecologistas informan de que se han planteado nueve proyectos de centrales eólicas. En la Sierra de Santa Bárbara son tres los proyectos con un total de 27 aerogeneradores (molinos) y en la Sierra del Merengue se han presentado cinco proyectos, que suman nada menos que 93 molinos.

Los Ecologistas quieren concienciar al ciudadano sobre los muchos inconvenientes que, caso de seguir adelante, estas instalaciones indiscriminadas y masivas pueden ocasionar al entorno de Plasencia y, colateralmente, a la propia ciudad. Los aerogeneradores actuales son de enormes dimensiones, pues miden 120 metros de altura hasta la punta de las palas, más o menos como un edificio de 50 plantas. Cada pala mide casi 40 metros y la hélice tiene 80 metros de diámetro, que es el largo de la plaza Mayor de Plasencia. La velocidad que alcanza punta de cada pala es superior a los doscientos km/ hora.


Fotomontaje: cómo se verían los molinos desde la estatua de Alfonso VIII


Por tanto, estamos ante infraestructuras muy impactantes sobre el paisaje y que alterarían definitivamente el entorno de Plasencia, sobre todo, la sierra de Santa Bárbara, visible desde gran parte de la ciudad y panorámica envidiable para miles de vecinos. Malpartida de Plasencia se vería aún más afectada, pues algunos molinos se plantean a sólo 500 metros de la población, con el consiguiente impacto sonoro.

La Sierra del Merengue, como área de campeo y presencia de especies de aves, diurnas y nocturnas, vería mermada la población de estas, como los datos existentes de instalaciones ya en marcha corroboran.

Las tres Asociaciones firmantes quieren dejar clara su apuesta por las energías renovables, pero no de una forma indiscriminada y contra reloj, sin realizar exhaustivas consideraciones de estudio de impacto ambiental por parte de la Administración, pues la presencia de especies protegidas o de zonas paisajísticas notables son argumentos que, por sí solos, deberían disuadir a la hora de aceptar estas instalaciones.

Para dichos grupos locales, con las dimensiones citadas para los molinos, es posible adivinar el futuro aspecto de Santa Bárbara y el Merengue. Basta con imaginar decenas de torres el triple de grandes que las actuales antenas y repetidores, que miden unos 40 metros.

A estos grupos conservacionistas y ecologistas les preocupan las centrales eólicas por la altísima mortalidad que provocan en grandes aves, sobre todo en buitres, pero en el caso de Plasencia creen los ecologistas que es posible que existan asociaciones de otro tipo interesadas en impedir la instalación de aerogeneradores en Santa Bárbara.

Es bien sabido el efecto negativo sobre el turismo que inducen estas instalaciones. Algunos estudios señalan que el 85% de los turistas no está dispuesto a visitar zonas con parques eólicos. Plasencia es una ciudad monumental donde se conjuga arte y naturaleza, y que opta, por este motivo, al igual que Monfragüe y Trujillo, a ser declarada Patrimonio de la Humanidad.

Adenex, Ecologistas Plasencia y la Sociedad Zoológica de Extremadura, dudan que otras ciudades monumentales, de dentro y fuera de la región, aceptasen la implantación de aerogeneradores en estas mismas condiciones.

Los ecologistas, además, añaden que el entorno de Plasencia ya aporta una considerable cantidad de energía de origen renovable a través de cuatro centrales hidroeléctricas con 350 megawatios de potencia y un número creciente de centrales solares y termo solares en proyecto.

3 comentarios:

Félix dijo...

Me parecen bien las renovables pero no a cualquier precio, ¿Para cuando ayudas en condiciones para las placas solares fotovoltaicas en los tejados extremeños? Según mis noticias en otras comunicades las ayudas son muy buenas.

Boquique dijo...

No debemos permitir este atentado"criminal" a nuestro entorno.

NO A LOS MOLINILLOS EN SANTA BARBARA Y MERENGUE.

mark dijo...

Soy extranjero, jubilado, y me gusta Extremadura: por sus bellos paisajes todavía sin arruinar por el "progreso", por sus magníficas aves (grullas, avutardas, águilas etc. ), y por su pueblo amable y auténtico. Contemplaba comprarme un piso en Plasencia, una ciudad que todavía no ha crecido demasiado, y donde uno se puede sentir "en su casa".

Pero a la vista de los proyectos eólicos tan cerca de Plasencia, he decidido buscar en Cáceres.